domingo, 25 de octubre de 2009

Vivir el presente



Thich Nhat Hanh , un filósofo y monje budista vietnamita, escribe sobre cómo disfrutar de una buena taza de té. Debemos estar completamente atentos al presente para disfrutar de una taza de té. Sólo siendo conscientes del presente nuestras manos sentirán el calor de la taza. Sólo en el presente aspiraremos el aroma del té, saborearemos su dulzura, y llegaremos a apreciar su exquisitez. Si estamos obsesionados por el pasado o preocupados por el futuro, dejaremos escapar la oportunidad de disfrutar de una buena taza de té. Cuando miremos el interior de la taza, su contenido ya habrá desaparecido. Con la vida ocurre lo mismo. Si no vivimos plenamente el presente, en un abrir y cerrar de ojos la vida se nos habrá escapado. Habremos perdido sus sensaciones, su aroma, su exquisitez y su belleza, y sentiremos que ha transcurrido a toda velocidad. El pasado ya ha pasado. Aprendamos de él y dejémoslo atrás. El futuro ni tan siquiera ha llegado. Hagamos planes para el futuro, pero no perdamos el tiempo preocupándonos por él. Preocuparse no sirve para nada. Cuando dejemos de pensar en lo que ya ha ocurrido, cuando dejemos de preocuparnos por lo que todavía no ha pasado, estaremos en el presente. Sólo entonces empezamos a experimentar la alegría de vivir.
Texto extraído del libro Lazos de Amor de Brian Weiss
Foto de Decocasa

jueves, 22 de octubre de 2009

El otro vos

El otro vos por Federico Battilana

Si la noche te rodea y en casa nadie te espera, invítate a tomar un café; lo demás, después se ve. ¿Nunca estuviste solo contigo?Encontrarás en vos un amigo, alguien que vale, te lo digo. Aunque no sale muy seguido, sácalo a lucir más veces y te pagará con creces. Es el mejor de los dos, el más bueno y más feroz. Déjalo salir un poco... o te vas a volver loco.

lunes, 19 de octubre de 2009

El Poder del pensamiento positivo: Parte II

6. Usa dos palabras mágicas: PUEDO y QUIERO. Puedo ser mejor, quiero ser mejor.
7. Usa una frase mágica: SOY CAPAZ. Yo soy capaz de ser mejor y lograr éxito en mis metas positivas, para la nueva vida que desde ahora iniciaré.
8. No hay edad para el cambio, la ciencia ya lo ha demostrado. Siempre siente que tu edad de mayor producción y capacidad está 20 años más allá de la que ahora tienes, y actúa así, pues tu cerebro crecerá, nuevos circuitos activarás y cada día más inteligente serás. No olvides que la edad para China y Japón, es sabiduría. Sin importar tu edad, tienes una vida por delante y esa vida es importante.
9. Pide a lo interno ayuda para iniciar el cambio y comenzar desde este instante a vivir una vida positiva, aprendiendo el arte del buen pensar, pensando cada día más y más cosas positivas.
10. Quien no comete errores es un ser que no sabe vivir, es un ser estancado en la vida. Sólo quien intenta ser mejor, vivir mejor y aprender más, comete errores. De cada error se saca una positiva lección, cada error es una enseñanza que nos permita avanzar.

Mas allá de la mente pensante

"La mayoria de la gente se pasa aprisionada en los confines de sus propios pensamientos. Nunca van mas allá de un sentido de identidad estrecho y personalizado, fabricado por la mente y condicionado por el pasado. En ti, como en cada ser humano, hay una dimensión de conciencia mucho más profunda que el pensamiento. Es la esencia misma de tu ser. Podemos llamarla presencia, alerta, conciencia incondicionada. Hallar esa dimensión te libera, y libera al mundo del sufrimiento que te causas a ti mismo y a los demás cuando sólo conoces el "pequenio yo" fabricado por la mente, que es quien dirige tu vida. El amor, la alegria, la expansión creativa y una paz interna duradera sólo pueden entrar en tu vida a traves de esa dimensión de conciencia incondicionada".
Del libro "El silencio habla" de Eckhart Tolle

jueves, 8 de octubre de 2009

¿Qué es el desapego?

De una manera ideal, desapegarnos es liberarnos o apartarnos de una persona o de un problema con amor. Mental, emocional y a veces físicamente nos desembarazamos de nuestro involucramiento insano (y a menudo doloroso) con la vida y responsabilidades de otra persona, y de los problemas que no podemos resolver. El desapego se basa en las premisas de que cada persona es responsable de sí misma, en que no podemos resolver problemas que no nos corresponde solucionar, y que preocuparnos no nos sirve de nada. Adoptamos una política de no meter las manos en las responsabilidades de otras personas y en vez de ello, de atender a las nuestras. El desapego implica - "vivir el momento presente" - vivir en el aquí y en el ahora -. Permitimos que en la vida las cosas se den por sí solas en lugar de forzarlas y tratar de controlarlas. Renunciamos a los remordimientos por el pasado y a los miedos por el futuro. Sacamos el mayor provecho a cada día. El desapego también implica aceptar la realidad, los hechos. Requiere fe en nosotros mismos, en Dios, en otras personas, en el orden natural y en el destino de las cosas en este mundo.

Escrito por Laura Foletto



jueves, 1 de octubre de 2009

La energía del perdón

"Donde hay dureza hay daño. Permitir al perdón fluir a esas partes que son las más duras. Perdonar, dejar ir, liberar y que el amor fluya con el perdón. Dentro de la energía del perdón hay mucho poder y coraje al permitir mirar las esquinas oscuras de la vida por las que a menudo se tuerce el torso para no mirar … por vergüenza, desgracia, miedo o culpa".