jueves, 17 de marzo de 2011

La grandeza personal

Examinarse a uno mismo es el primer paso a la grandeza personal.

Equilibra la mente con el corazón. Equilibra la conquista de tus sueños y el deseo de que sucedan cosas con permitir que éstas sucedan y confiando en un fin superior. Equilibra la conciencia de que el propósito de la vida consiste en regresar a nuestro yo superior, aún sabiendo que somos seres humanos con muchas imperfecciones, que viven en un mundo con infinidad de placeres que puedes, y debes, saborear sin sentirte culpable.

Cuando actúas lo mejor que puedes y te consagras a la excelencia, la vida te respalda y sopla el viento bajo tus alas. Porque detecta a un ser humano que quiere alcanzar sus ideales y que intenta convertirse en aquello que estaba destinado a ser. Ese esfuerzo nunca pasa inadvertido a los ojos que observan el mundo y lo cuidan.

Robin Sharma

No hay comentarios:

Publicar un comentario